Visita a la casa museo del Ratoncito Pérez

¿Sabías que en la puerta del Sol de Madrid puedes hacer una visita a la casa del Ratoncito Pérez? Pues sí, como lo oyes, es uno de esos planes que tarde o temprano acabas haciendo si vives en Madrid y tienes hijos. ¿Quieres saber más sobre el sitio? Pues sigue leyendo.

 

¿Dónde está la casa museo del Ratón Pérez?

Pues exactamente está en la calle del Arenal número 8, a escasos 50 metros de Sol. No lo vas a encontrar a primera vista porque ese número se corresponde con unas galerías. Tenéis que entrar dentro y subir a la primera planta. Ahí ya lo veréis nada más llegar.

 

Qué se puede ver en el museo del Ratoncito Pérez

El museo se divide en dos zonas. Nada más entrar hay una sala en la que les cuentan un cuento a los niños con la primera historia editada del Ratoncito Pérez. Después del cuento les ponen un video para que entiendan mejor la historia.

Una vez que acaba el video te dan las indicaciones para que pases a ver las siguientes salas, o lo que es lo mismo, el auténtico museo.

En ellas se hace una recreación de la casa del Ratón Pérez a tamaño normal, y hay que ir siguiendo unos puntos en el plano para ir descubriendo todas las sorpresas. Por ejemplo, los niños tienen que encontrar las puertas reales de la casa del ratoncito (que también las hay). Estas son más difíciles de encontrar porque son de su tamaño, pero ahí está la gracia ?

 

casas museo del raton perez

 

Cuanto cuesta entrar al museo del Ratón Pérez

La entrada no es cara, son 4 euros por visitante independientemente de que sea niño o adulto.

Los pases están programados por lo que te recomiendo que reserves las entradas antes de ir. Puedes hacerlo por WhatsApp en este número: 634 297 294

 

Horarios del museo.

El museo está abierto de martes a sábado de 11:00 a 14:00 y de 17:00 a 20:00 horas. Los domingos y festivos cierran.

 

¿Merece la pena ir al museo del Ratoncito Pérez?

Si te soy sincera, me esperaba algo un poquito más grande. El tiempo estimado del recorrido es de 30 minutos, pero diría que eso es contando con que busques todos los puntos.

Es un sitio bastante pequeño, pero creo que aquí lo interesante no es el sitio en sí, sino que es una actividad ideal para llevar a los niños cuando se les cae el primer diente. Creo que merece la pena para aprovechar la oportunidad y convertirlo en algo ilusionante y divertido.

Así que sí, yo os recomiendo que os paséis por allí y lo comprobéis por vosotros mismos.

¡Por cierto! Las fotos y los videos están prohibidos, por eso no he podido compartiros mucho más. Así os llevareis más sorpresa ?

 

Deja un comentario